martes, 19 de febrero de 2008

¿Qué no daría yo por contemplarte...

...aunque fuera un sólo instante?

No pensé en volver a extrañarte, AB, y mucho menos de este modo. Volvió a pasarme cuando te vi, hace un par de días atrás, nos saludamos como viejos amigos después de tu alusión a mi futura profesión. Antes de irme del lugar, mi amiga me comentó que los chicos, tus amigos de siempre, cantaron un tema mientras estábamos hablando ('el que dice te extraaaño porque vive en mí tu recuerdo.. y le decían tiene brillitos en los ojos'). MMM. Sólo quiero tenerte cerca para poder mirarte. Sin tocarte, ni abrazarte, ni darte un beso, nada más. Mirarte. Y vos, sonriendo. claro.

No hay comentarios.: